Por: Dana Corres

En el poco tiempo que llevo haciendo activismo pro movilidad, el tema de los puentes peatonales es uno que me saca de mis casillas. Tenemos tan metida la cultura cochecentrista que es muy difícil que entendamos que los puentes no nos hacen ningún bien, sino todo lo contrario.

Ahora les explico por qué.

Los puentes dejan clara esta idea: “el coche sí tiene derecho a ir rápido y tú, peatón, te aguantas. Vas a tener que caminar más o hacer más esfuerzo. Sí, no seas huevón, si estás bien sanito, tú sí tienes que hacer ese esfuerzo. Pobre del automovilista, del ciudadano de primera clase, él tiene que ir rápido y no puede hacer el esfuerzo de mover su piecito al freno”.

© Erik Contreras / Flickr

Sueño con el día en que dejemos de ver al auto como la opción rápida y barata en la ciudad y lo veamos simplemente como la opción cómoda. Claro que esto tiene que venir acompañado de mejor infraestructura ciclista y peatonal, políticas de reducción del uso del automóvil y mejor transporte público.

CC M Kraus (krausm) / Flickr

Según la pirámide de movilidad el peatón es el rey (para disgusto de algunos). Solemos siempre culparlo a él cuando hay atropellamientos sin entender que todos transitamos por las ciudades y que directa o indirectamente podemos ser corresponsables en accidentes.

Enarbolados todos los puntos que he mencionado aquí, ¿no es ridículo que siempre culpemos al peatón por no usar el puente? ¿Cuándo empezaremos a culpar a la infraestructura no humana que no permite que la caminata sea un medio de transporte seguro donde no corra uno el peligro de que el coche que va a exceso de velocidad lo atropelle?

© ITDP

Así que, la próxima vez que se apresure a tildar de huevón y estúpido al peatón, mejor piense en que urge empoderarlo. El peatón es el más importante y vulnerable en la vía pública y es deber de todos cuidar las vidas de esa mayoría que camina — el 70% de los viajes no se hacen en coche. Sólo así podremos aspirar a ciudades más humanas, caminables e incluyentes.


Actualización (25/01): En vista de la solicitud en los comentarios sobre estudios e investigaciones que refuercen esta visión, comparo los siguientes:

Agradezco a Roberto Remes (@goberremes), por sus valiosas observaciones a este post.

Fuente: VeoVerde.com

8 Respuestas

  1. Me gusta tu post, y también soy una persona pro- movilidad sustentable pero creo que tu post está centrado en el lado negativo de los puentes y más que nada en como el gobierno, autoridades no es responsable de su mantenimiento y la correcta aplicación, así mismo está muy cerrada tu posición no analizando los pros y los contras del uso de los puentes peatonales. Considero que a tu artículo le falta una propuesta para mejorar la movilidad ya que a toda crítica se debe de adherir una propuesta, o a lo que das a entender, una propuesta para reducir el tráfico o un trato más justo para el transeúnte sería llenar la ciudad de topes cuando el traslado promedio rebasa 30 minutos en ciudades metropolitanas del país¿

    Me gusta que se analicen este tipo de temas, pero si hay que ver las cosas de un punto de vista hacia la mejora del país y la movilidad, no simplemente criticar por criticar.

  2. Por favor, no sabes ni lo que dices, todo lo que dices te lo puedo voltear, nos segregan a los automovilistas, con un puente peatonal ustedes pueden pasar rapido sin problema alguno, a la hora que se les pegue la gana, nosotros debemos esperar a que se ponga la luz roja de la interseccion.. etc.

    Las ciudades son para los carros, si no te parece vete a un pueblo donde andando llegas a donde sea. Se tratan de hacer compatibles con ambos, para eso se crean los puentes peatonales, pero si alguien tan huevon como tu no los quiere usar no es nuestro problema. tenemos mas derecho a circular nosotros los automovilistas que pagamos nuestros impuestos a ustedes que solo son parasitos de la sociedad.

    1. Solo el 25% de los viajes se hacen en vehículo particular. Las ciudades son para las personas. Hay ya un libro con ese título, traducido a 14 idiomas. De Jan Gehl.

  3. Sin duda un tema que «saca de las casillas» cuando se intenta debatir con alguien que piensa que el derecho de paso lo tiene el automóvil solo por poder ir más rápido, pero que en realidad es minoría. Ya llegará el tiempo en el que la movilidad se centre en la persona. Muy buenas referencias al final, gracias.

  4. “Las ciudades diseñadas para la movilidad en auto, les fallan a todos, incluyendo lxs automovilistas. Las ciudades diseñadas para las personas, benefician a todxs, incluyendo lxs automovilistas”. Brent Toderian. Me parece que sería bueno compartir también el link del video “la negación del peatón”.

  5. Todos somos peatones alguna vez, y esta ciudad necesita de los puentes peatonales en razón de su excepcionales dimensiones y alta densidad poblacional. No hay soluciones perfectas, y si hay que escoger el mal menor, combinar semáforos peatonales con los puentes peatonales son la opción adecuada. Me gustaría proponer a la ligapeatonal que afine sus estadísticas y se pregunte: ¿cual es la proporción peatones atropellados bajo un puente sin discapacidades motrices vs los peatones atropellados con discapacidades? ¿cuantos fueron atropellados cruzando la vialidad con luz verde para los conductores y cuantos con luz roja? ¿cuantos peatones fueron atropellados cruzando fuera de las cebras? ¿cuantos fueron atropellados en estado de ebriedad/drogados/distraidos con celular/usando audífonos vs peatones sobrios? ¿cuantos peatones habrán sido atropellados por conductores alcoholizados/drogados/distraídos con celular contra conductores sin estas condiciones? ¿será que las conclusiones que se obtengan de estas preguntas harían deslucir la lógica de esta página dando a cada quien su responsabilidad, y no en el sentido de destruir los puentes? ¿por que no mencionan que el diseño vial de los puentes peatonales aporta a la movilidad de todos incluso como pasajeros de transporte público?

Responder a Bohound Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.